Ayudas para dormir
Para una buena salud es fundamental tener un sueño de calidad que renueve el cuerpo. Sin embargo, muchos americanos no duermen lo suficiente y 70 millones consistentemente tienen problemas para dormir. Muchos tienen insomnio crónico, lo cual quiere decir que no pueden llegar a dormirse, no se pueden quedar dormidos o la calidad de su sueño es pobre.
¿Qué puedo comprar sin receta para ayudarme a dormir?
Ver más
Ver menos
Los medicamentos sin receta (“OTC” por sus siglas en inglés) para conciliar el sueño son recomendados para problemas de sueño a corto plazo, es decir que ocurren de vez en cuando. Estos no deben ser utilizados por mujeres que estén embarazadas o lactando, bebés o niños, a menos que tengan autorización de un proveedor de salud. Algunos ingredientes en los medicamentos para el sueño son:

• Difenhidramina y doxilamina: Estos son antihistamínicos sedantes que ayudan a que la persona se ponga soñolienta. Los efectos secundarios pueden incluir somnolencia diurna, boca seca y problemas de memoria.

• Melatonina: Ayuda a controlar el ciclo de sueño-vigilia corporal. Podría ayudar en los casos del desfase horario (“jet lag”) o disminuir el tiempo que le toma a la persona quedarse dormido. Efectos secundarios frecuentes incluyen somnolencia diurna, mareo y dolor de cabeza.

• Valeriana: Puede reducir el tiempo para quedarse dormido. En general, promueve un mejor sueño. Efectos secundarios pueden incluir dolor de cabeza, malestar estomacal, cambios de humor y problemas cardiacos. Habla con un farmacéutico de Walgreens para que te ayude a encontrar el medicamento para el sueño que satisfaga tus necesidades.
¿Son adictivos los medicamentos sin receta para el sueño?
Ver más
Ver menos
No, los medicamentos sin receta como difenhidramina y doxilamina no forman un hábito. Sin embargo, causan somnolencia por lo cual debes ser cauteloso si guías un automóvil o estás operando maquinaria pesada y aún te sientes con sueño al levantarte por la mañana. Habla con tu proveedor de salud o un farmacéutico de Walgreens antes de ingerir un medicamento para el sueño.
Medicamentos para dormir y alivio de dolor
¿Qué puedo hacer si tengo dolores y molestias que no me dejan dormir?
Ver más
Ver menos
Si el dolor es la causa principal de no poder dormir o no poderte quedar dormido, debes hablar con tu proveedor de salud para determinar el origen de tu dolor. Tu cuerpo te deja saber que algo no está bien a través del dolor así que no lo ignores.
Sugerencias que pueden ayudar a mejorar el dolor:
Ver más
Ver menos
• Haz un poco de estiramiento o yoga antes de acostarte.
• Date un baño tibio para aliviar los dolores musculares.
• Utiliza una almohada diseñada para mantener tu cuello alineado para disminuir riesgo de dolor.
• Utiliza una almohadilla térmica en el área de dolor. No debes quedarte dormido con la almohadilla prendida para evitar quemarte accidentalmente.

Consulta con tu proveedor de salud si tu dolor es severo, lleva varios días, es un dolor diferente, te hace sentir mareado, provoca dolor de cabeza severo o dolor en el pecho. Los medicamentos sin receta como el acetaminofén, aspirina, ibuprofeno o naproxeno pueden ayudarte a corto plazo con dolores y molestias menores. Muchos productos para el dolor tienen una versión nocturna. Contienen medicamento y una ayuda para dormir como difenhidramina, la cual te ayuda a dormir.
Ayudas naturales para dormir
La melatonina y suplementos herbales así como cambios en estilo de vida son algunos de los remedios naturales que podrían ayudarte a dormir mejor.
¿Cómo ayuda la melatonina a conciliar el sueño?
Ver más
Ver menos
La melatonina es una hormona natural que ayuda a controlar tu ciclo de sueño al enviar mensajes a tu cerebro a los efectos de que es hora de dormir. Hay estudios que revelan que suplementos dietéticos que contienen melatonina pueden ayudar con el desfase horario y los trastornos de sueño.
¿Cómo puedo mejorar el sueño sin necesidad de medicamentos?
Ver más
Ver menos
Trata primero de cambiar tus hábitos de sueño. Vete a la cama todas las noches a la misma hora y despiértate también a la misma hora. No tomes siestas durante el día. Ingiere comidas ligeras antes de acostarte y evita bebidas con cafeína o alcohol. Por último, antes de acostarte, limita el tiempo que estás frente a una pantalla o monitor ya que la luz de las pantallas LCD en las computadoras portátiles, tabletas y teléfonos inteligentes (“smartphones”) pueden inhibir la producción de melatonina.